Mujer blanca te sientes en algo identificada con esto?.

 Hoy voy a escribir sobre algo que por naturaleza no me correspondería.


Soy hombre, ( masculino predominantemente) de eso no tengo duda. Soy blanco lo veo cuando me miro y me comparo, aunque algunos de mi especie me desecharon por latino al confundir España con el continente sur americano. Pobres no estudiaron sociales.
Y soy sobre todo hetero, sin duda me gustan mucho más las mujeres y cuanto más femeninas mejor.
Dicho esto. Hoy he tenido el placer de leer una noticia en diario.es cuyo extracto para mi valioso lo pongo a continuación. Añadiendo si me permitís una pregunta un tanto provocadora.
Mujer blanca, te sientes en algo identificada con esto?. Si es así por favor sal corriendo y busca ayuda. En principio, puedes leer a su autora.

Su autora: Virginie Despentes (Francia, 1969)

Desde la terracita del bar


 

Madrid once de la mañana. Mi primer día de estancia se abre incierto. hoy ha aparecido cubierto y amenazante. En cualquier momento comenzara a descargar la tormenta. De hecho, algunas gotas atrevidas comienzan a salpicar a los viandantes.

Obstinado y con una necesidad acuciante de desayunar me siento en una terraza para pedir mi manjar preferido café y tostada.

Mi mesa está prácticamente en un lugar privilegiado, ósea en medio de un paseo donde circulan, con prisa como siempre, muchos seres en busca de… quizás algo mejor.

Al pronto. Dos parejas cruzando, de frente cada una en lo suyo.

A mi lado izquierdo pelo azul verdoso una y rojo interpelado la otra con tatuajes y miradas cruzadas de Pimpinela enloquecida. Amor rebosa excitante por sus poros mudos. Se hablan, se atropellan, abrazos, besos, en un sin parar disparatado. Me pregunto si entre tanto pueden respirar, parece que sí.

En el otro, dos miradas cómplices y huidizas, que se desean detrás de sus mascarillas, una de ellas con doble mascarilla, una negra y otra blanca debajo. Me pregunto si tendrá un significado oculto. En un punto una se atreve a rozar el codo de la otra que rápidamente es retirado por haber sido transgredido. Amor incipiente y contenido que apenas puede esparcirse.

Dos parejas, cuatro mujeres, dos amores y cuatro realidades distintas contenidas en la nueva normalidad que vivimos.

Tod@s tendríamos que juntar nuestras manos y entonar una plegaria no religiosa, pero si espiritual y trascendente para que el ser humano pueda volver a ser y a ser- humano de nuevo.

Amar y ser amado, tener la capacidad y el derecho sin juicio para serlo. Nacemos libres y nos vamos más libres todavía. Por favor, déjennos vivir de ahora y para siempre.

 

Diario de un naufrago a 15 de septiembre de 2021, año de nuestro señor. Segundo de la pandemia.

EL TIEMPO TRANSCURRE

 


Hoy después de algún tiempo, varios meses quizás. He vuelto de nuevo al pueblo donde he vivido años felices de mi existencia. Hoy he vuelto al bar en el que tuve la inspiración para hablar de lo que consideraba la calidad de vida.

Hoy al entrar, como entonces, me dieron los buenos días., cuanto tiempo, sonrisas. y mi café con leche que ya estaba humeando como a mí me gusta, encima de la barra.

Hoy la dueña me ha dicho, entre alegría y sollozos que era el penúltimo día que ella, ellos estaban allí.

Se jubilan. Les he felicitado. Después de toda una vida de trabajo, cocinas, fogones, enfados de borrachos que no entienden del descanso. Han tomado la decisión de jubilarse y me alegro por ellos. Sin embargo, una sensación de tristeza y abandono recorre mi cuerpo. ¿Quién me servirá ahora el café con leche después de tanto tiempo y lo que es mucho más interesante, quien se interesara por mi de aquí en adelante?.

A veces un cafe, una charla por la mañana, una sonrisa, un abrazo...

Tenemos tanto déficit de afectividad hoy en día que hasta con el traspaso de un bar sientes pérdida en tu corazón. Feliz nueva vida queridos amigos.


Diario de un náufrago a 10 de agosto 2021 segundo año de la pandemia.